RTVA pone a su servicio un DEFENSOR DEL OYENTE Y DEL ESPECTADOR que atiende quejas, sugerencias y preguntas. En esta legislatura el defensor es el periodista Patricio Gutiérrez.

10 de noviembre de 2006

INFORME 30 OCTUBRE

REFLEXIÓN SOBRE LA PROGRAMACIÓN INFANTIL DE CANAL DOS ANDALUCÍA.

La hace llegar al Defensor una profesora del Departamento de Psicología de la Educación y del Desarrollo en la Universidad de Sevilla que además es madre de un niño de 6 años. En realidad la reflexión es muy extensa por lo que se recogen aquí las partes más significativas. Comienza explicando que LA BANDA y FIESTA TV le parecen buenas ideas para el público infantil y juvenil, sin embargo considera que ambos espacios incluyen un exceso de series "extranjeras" lo que hace que estos programas ocupen buena parte de la programación diaria de la cadena. Además indica: "lógicamente, el control de la televisión es responsabilidad de los padres, pero no creo que sea adecuado que una televisión pública esté ofreciendo dibujos animados (DORAEMON) a las nueve y media de la noche. A lo largo del día, CANAL DOS ANDALUCÍA ofrece ¡más de 12 series infantiles!. Creo que es exagerado, sobre todo teniendo en cuenta que algunas familias no ejercen el control sobre el tiempo de televisión y que estamos hablando de una televisión pública. ¿Cómo podemos educar a los niños y niñas en el no consumismo si cada día tienen tal repertorio de series televisivas por delante? Pero no es la cantidad de series lo que más me preocupa: hay al menos once series japonesas. La gran mayoría de las que ofrece CANAL DOS ANDALUCÍA lo son. Es cierto que tienen mucho éxito entre la infancia, pero ¿qué tipo de valores trasmiten? El contenido de la mayoría de ellas es realmente triste. Luchas absurdas, monstruos que se transforman, motivaciones bélicas, espíritu marcial, un sentido del esfuerzo y la superación ridículos o un gran sentido de la competitividad. Y para las niñas, todo pura melaza. No estoy hablando de una serie al día (cuando hace unos años los niños tenían media hora al día de OLIVER Y BENJI o de POKEMON era triste, pero es que ahora tienen MEGAMAN, BATTLE B-DAMAN, POKEMON, MIRMO, BEY BLADE o DETECTIVE CONAN. Eso diariamente y todo en la misma línea. Luego están las otras, las que a mí me parecen más peligrosas, las que trasmiten unos modelos de relaciones basadas en la ridiculización del otro y en el desprecio de hombres respecto a mujeres y viceversa, de hijos e hijas respecto a sus padres y madres, en las que aparecen constantemente padres dando tortas a los niños. Ejemplos: DORAEMON, KITERETSU y, sobre todo, COSAS DE LOCOS. Esta última me parece simplemente denunciable. Aunque esté puesta en horario aparentemente juvenil (19,00), a esa hora hay muchos niños viendo la televisión y muchos padres no se han parado a ver la serie cuyo argumento se basa en un hombre amargado que no soporta la vida que tiene y sobre todo a su familia y que dijo en un capítulo de la semana pasada y que muchos niños verían "Soy un esclavo de mi mujer y de mis seis hijos". Y es que la mujer le tiene prohibido fumar y él fuma a escondidas, soportando el chantaje de sus hijos que le sacan dinero a cambio de no contar nada a su padre. ¡Buen modelo de familia!". Esta espectadora concluye esta amplia reflexión, que no debe considerarse nada más que una opinión personal y que el Defensor no asume necesariamente, aunque comparta algunos argumentos a título particular, con lo que ella llama "un par de detalles sobre la cuestión de género". Y dice: "en un capítulo de una chica le dice al protagonista: "si quieres a alguien que haga todo lo que tú quieras, búscate una novia!". Otro ejemplo: cada día muchas niñas escuchan y cantan la canción de MIRMO, una serie de luchas y peleas, como la mayoría de las series japonesas, que se gana al público infantil femenino con esta canción: "que sepa que mi amor y mi ilusión es por él ¿Por qué no le gustaré? Jamás me rendiré, perseveraré, porque dulce como el chocolate es mi amor. Alrededor aletearé, feliz le quiero ver... le ayudaré a hacer el camino hacia mi amor que es dulce como el chocolate..." Esta espectadora se pregunta por los controles previos que tienen estas series en la RTVA y cree que con este tipo de programas se fomenta el estereotipo de la mujer "perpetuamente cuidadora y dependiente emocionalmente que sigue viviendo exclusivamente para que un hombre las quiera". Para terminar indica que desconoce si esta reflexión contribuirá o no a que la programación infantil sea más racional y ética, pero al menos, dice, cumple con lo que considera una "responsabilidad como madre y como profesional".

NOTA DEL DEFENSOR.- Conforme al
REGLAMENTO que regula las funciones del Defensor del Oyente y del Espectador en CSR y CSTV no se admiten quejas, sugerencias ni opiniones anónimas. Si se llama al contestador es necesario especificar el nombre y el teléfono o dirección del comunicante.

1 Comments:

Blogger shin said...

Opinar que esta mujer parece ser un poco racista, ya que califica TODAS las series japonesas por igual. Qué tiene que ver Mirmo, con Doraemon, con La Familia Crece o tantas otras? Absolutamente nada de nada. Series donde prolifera la amistad ante todas las cosas y el trabajo en equipo.

miércoles, 29 noviembre, 2006

 

Publicar un comentario

<< Home